Se trata de un concepto que hace referencia a un estado de conciencia alcanzado a través de la práctica de técnicas de meditación oriental, lo que en la actualidad se conoce con el nombre de mindfulness, es una técnica budista que se lleva practicando más de 2.000 años.

El Mindfulness se corresponde con un tipo de meditación denominada meditación vipassana, comúnmente denominada en psicología meditación insight.

Vipassana, hace referencia al hecho de ver las cosas tal y como son, es decir, observarlas como ocurren, sin entrar en juicios valorativos.

Su principal objetivo es la experiencia de percibir, sentir y observar lo que ocurre a nuestro alrededor, sin valorarlo, sin juzgar si es bueno o malo, si está bien o está mal, simplemente hay que centrarse en que está pasando en un momento concreto.

La meditación es la forma o medio que permite experimentar y conseguir experiencias mindfulness.

En definitiva es la conciencia o atención focalizada en el presente, en el momento actual, que reconoce, observa y acepta cada pensamiento o sentimiento surgido, sin emitir ningún juicio valorativo sobre éstos.

Vivimos en un mundo que va demasiado rápido y es nuestro deber aprender a parar, a silenciar nuestra mente de tanto ruido.

Vivimos en piloto automático, hasta el punto que la mayoría de veces hacemos las cosas sin darnos cuenta ni de lo que estamos haciendo, comemos por inercia, vamos a trabajar sin fijarnos ni por donde pasamos, lo tenemos todo tan mecanizado, que a la larga nuestro cuerpo y nuestra mente nos pasan factura.

El Mindfulness nos ayuda a vivir en el momento presente, a fijar nuestra atención en el aquí y ahora, hagamos lo que hagamos, sin juzgar y sin juzgarnos, con una actitud bondadosa y amorosa hacia lo que contemplamos y hacia nosotros mismos.

Este ejercicio es perfecto para empezar en la práctica del Mindfulness, practícalo durante unos 10 minutos al día y notarás múltiples beneficios.

Te va a ayudar a regresar al presente confiando en tus cinco sentidos: vista, oído, tacto, olfato y gusto.Cuando te encuentres en un momento ansioso y tu mente de dispare en pensamientos abrumadores utiliza esta herramienta de 5 pasos.

Antes de comenzar este ejercicio, presta atención a tu respiración..

Toma unas respiraciones lentas, profundas y largas, eso te puede ayudar a mantener una sensación de calma y a regresar a un estado más tranquilo.. . Una vez que recuperes el aliento, trata se seguir los siguientes pasos para conectarte con tu momento presente.

5- Reconoce CINCO cosas que veas a tu alrededor. Podría ser un árbol, una puerta, un coche, cualquier cosa a tu alrededor. Puedes describir sus formas, colores, …

4- Reconoce CUATRO cosas que puedas tocar a tu alrededor. Podría ser tu ropa, un vaso, un teclado o incluso el suelo. ¿Qué textura tienen? Tocalos y sientelos

3- Reconoce TRES cosas que puedas escuchar. Pueden ser personas hablando, el viento, un coche pasando , un animal e incluso si te ruge la barriga.

2- Reconoce DOS cosas que puedas oler. Si estás en la oficina, quizá puedas oler un lápiz, o si estás en tu dormitorio podría ser la almohada, en la cocina cualquier alimento, si estás planchando el olor que desprende…. Si necesitas dar un breve paseo para encontrar un aroma, puedes oler el jabón del baño, o el olor de café en la cafetería.

1- Reconoce UNA cosa que puedas probar. ¿A qué sabe el interior de tu boca… chicle, café, el café o el bocata del almuerzo.

Esta técnica es una de las muchas opciones que nos da el mindfulness y la puedes utilizar en momentos que te sientas ansioso o entres en pánico.

Si quieres saber más sobre Mindfulness ponte en contacto conmigo.